La utilidad de las redes sociales para las PYMES

Las PYMES tienen en las redes sociales un gran aliado para conseguir una diferenciación con la competencia y para fidelizar clientes.

Muchos no saben ni lo que son, ni para que puede serviles una herramienta que conecta a gente entre sí y en la que se comparten fotos y otros archivos. Pero la respuesta es bastante sencilla: PARA QUE NOS CONOZCAN

Pero para que nos conozcan gran diversidad de sectores, desde los buscadores a posibles clientes, socios, o trabajadores. Una red social puede aportar mucho a nuestra pequeña empresa o negocio.

En primer lugar nos ayuda a crear links y, por tanto, a posicionarnos mejor. Pero además, nos aporta presencia en Internet. ¿No te gustaría que un usuario metiera en Google el nombre de tu empresa y encontrará que la primera página muestra lugares en los que participas, aportaciones a la web, y no sólo tu página?

Hoy todo el mundo tiene una página web, eso no te diferencia en absoluto. Pero si un usuario, intenta buscarte y encuentra que Google le ofrece muchos resultados sobre ti y algunos de ellos son tus perfiles en Twitter, Facebook, y otras redes, pensará que está ante una empresa activa e intentará saber más.

Aquí es donde importa el cómo. Si tienes diferentes perfiles, que te dan una presencia en Internet bastante buena, pero una vez que el usuario entra y va a ver lo que haces, se encuentra con un perfil muerto, no servirá de nada.

Lo fundamental es mantener vivo nuestro perfil. Actualizarlo varias veces al día, crear grupos, participar es la clave.

Si participas conseguirás que muchos te sigan, que a la hora de comprar tu producto o servicio, no se planteen irse a la competencia.

Deberás aportar mucho más que tus productos, al final el producto o servicio es similar en todos los sitios, lo que importa es el valor añadido. Todos esos amigos que tengas en Facebook o seguidores en Twitter sabrán que tu empresa es una empresa moderna, que eres un experto en tu sector y los escuchas.

Esto último es fundamental. De nada servirá este trabajo si no escuchamos. Los usuarios pueden aportarte muchas ideas de mejora, de innovación, de cómo ser mejor que la competencia, de si quieren nuevos productos o servicios y cuales son las tendencias. Y, ya sabes, la información es poder, y ellos te la ofrecen a cambio de la tuya, a cambio de un pequeño esfuerzo que te reportará muchos beneficios.

Una vez que tengamos el perfil y de que estemos convencidos de su utilidad, ser activos será nuestra máxima. Una buena idea es crear grupos en función de diversas temáticas, grupos en los que se hablen de las novedades, de comparativas, …

Estos grupos nos harán crecer en usuarios ya que a muchas personas puede que no les interese en un primer momento nuestra empresa como tal, pero que si les interese el tema de un grupo que hemos creado. A través de él, nos conocerán. Sabrán que somos más que el producto o servicio que ofrecemos por lo que en muchas ocasiones acabarán siguiéndonos.

Como ves, con un poco de esfuerzo, las redes sociales nos ayudarán a diferenciarnos, a conseguir una ventaja comparativa con nuestra competencia, darnos a conocer a nuevos clientes y fidelizar a los que ya tenemos. ¿A qué estás esperando?

Alta en directorios, todo tiene su técnica

Darse de alta en directorios es muy importante para conseguir un buen número de links y así darle una razón más a los buscadores para que te tengan en cuenta. Afecta directamente a nuestra popularidad web que viene marcada por todos los enlaces externos de calidad que recibe un site.

Pero, cómo todo, hay que hacerlo bien. Si somos una PYME o una Organización puede interesarnos buscar directorios gratuitos ya que todo ahorro es bueno. Hay muchos, sólo hay que buscarlos.

Una vez encontrados debemos apostar por el trabajo manual. Nada de recurrir a programas o empresas que prometen darte de alta en mil y un directorios. Esos enlaces son de mala calidad, muchas veces erróneos y en bastantes ocasiones rechazados por los buscadores.

Puede ser costoso, no lo dudo, pero es lo más efectivo.

Primero, tendremos que escoger un título, normalmente utilizaremos las palabras clave que mejor definan nuestro negocio, luego deberemos desarrollar una descripción y esto es fundamental. Tal descripción no debería tener más de 25 palabras, debe alejarse de términos publicitarios, adjetivos, etc. Además debemos descartar el uso de mayúsculas en todas aquellas letras que normalmente irían en minúscula. Nos interesa que tenga palabras clave pero ser sencillos, si queremos que dichos directorios nos acepten.

Yo apuesto por los directorios que no piden nada a cambio para registrarnos. Hay muchos que, a pesar de ser gratuitos, reclaman un intercambio de enlaces. Pero yo huyo de estos ya que no me gusta que la barra lateral aparezca llena de enlaces a directorios, da una imagen desesperada de nosotros mismos, de querer conseguir enlaces a toda costa.

Nuestro blogroll debe tener enlaces de calidad, relacionados con el sector o los diferentes temas que puedan tratarse en los posts. Debemos huir de enlazar por enlazar.

Los directorios que elijamos deben tener un sentido. Debemos evitar los directorios que no tengan sentido para nuestro negocio. Hay muchos generalistas, divididos en categorías, y otros específicos.

Se deberá elegir la categoría adecuada. Equivocarnos a la hora de elegirla puede provocar que nos rechacen el alta. Lo ideal es buscar la categoría que más se relacione con nuestro negocio. En caso de estar dando de alta un blog buscaremos la categoría que más se adecue a los temas que abordamos en nuestro contenido.

Y, por supuesto, en caso de tener tanto un sitio web como un blog, lo ideal es dar de alta ambas direcciones, pero teniendo siempre en cuenta que deberemos tener dos títulos diferentes y dos descripciones también diferentes.

Si te he convencido y quieres comenzar a dar de alta tu web, ten en cuenta que los buscadores desconfían de todos los sitios que adquieren una gran cantidad de enlaces en un breve espacio de tiempo, por lo que lo ideal es ir dando altas de poco en poco. Ha de ser un trabajo constante. Debemos realizar las altas de forma periódica, ir descubriendo nuevos directorios y convertirlo en una costumbre.

De esta forma nuestra popularidad web crecerá paulatinamente y los buscadores darán relevancia a dichos enlaces y así conseguiremos posicionar mejor nuestra página o nuestro blog.

Tener un blog, sí, pero no de cualquier modo

Cada día son más los conscientes de la necesidad de tener un blog para fomentar su negocio. Son muchos los que se dan cuenta de que el marketing online es imprescindible para los negocios del siglo XXI ya que Internet es el principal centro de información del consumidor.

Actualmente, todos consultamos a nuestro amigo Google cuando queremos comprar determinados productos o servicios. Nos informamos de qué queremos, cual es mejor, comparamos precios…

Y, por tanto, las PYMES van siendo conscientes de esta necesidad y se aventuran al proyecto de hacer que los clientes las encuentren y dejar atrás el salir a buscarlos.

Muchos pequeños empresarios y emprendedores creen que una forma es tener un blog. Y no se equivocan, pero la sencilla tarea de crear un blog no servirá de nada si no reúne unas determinadas condiciones.

Se abren una cuenta en WordPress o Blogger y comienzan a meter todos sus productos, pequeñas descripciones y los más avispados se crean perfiles en las redes sociales que luego enlazan en las columnas laterales de su nuevo blog.

Y ya, ya tienen un blog, ya se creen los reyes del mambo. Pero se equivocan. Estos blogs tienden a posicionarse muy mal ya que están obviando determinadas reglas claras.

Unas son las estéticas. El blog no debe parecer un caos. Debe tener una estructura clara y unos criterios a la hora de establecer widgets y de meter entradas nuevas. A veces, entras en un blog de un pequeño negocio y no sabes que hacer, a donde ir, o que leer.

Una vez claro esto, hay que fijar unos criterios para el contenido. No vale meter nuestros productos. El blog debe huir del tema comercial, para eso ya tenemos la página web.

Un blog debe ofrecer contenido de calidad, que aporte algo a los lectores, y si se hace sinceramente nos aportará una mejora de nuestra imagen.

Escribir sobre temas relacionados a nuestro negocio nos hará parecer expertos en el tema y daremos confianza a los posibles clientes. Puede que lleguen a nuestro blog por casualidad, pero si les damos información válida e interesante y nos convertimos en un referente sobre el tema, llegaremos a estar presentes en su mente si alguna vez nos necesitan. Incluso, tal vez, creamos necesidades.

Para ello debemos fijarnos palabras clave en cada texto para que sea más sencillo encontrar el artículo. También es importante que tenga un largo determinado. No vale un texto excesivamente breve ya que puede ser considerado publicitario y ya hemos quedado que la publicidad directa no funciona. Además, deberemos usar negritas y cursivas. Da riqueza al texto.

El blog debe ser algo vivo. Nuestra imagen solo se verá reforzada si el usuario que nos encuentra ve que tiene una continuidad, que puede suscribirse a nuestra RSS y obtener información periódica sobre los temas que le interesan.

Y no solo para el usuario, los buscadores sólo tienen en cuenta a aquellos blogs que tienen una actualización periódica y rechazan a aquellos con entradas viejas y poco frecuentes.

Tener un blog es fundamental para nuestro negocio. Nos aportará presencia en Internet, daremos confianza y nos diferenciaremos de la competencia, pero sólo si lo hacemos bien.

Tenerlo por tenerlo, sólo por que nos han dicho que es bueno, nos perjudica más que nos beneficia. Ya que el usuario de Internet es exigente y si ve que no lo actualizamos, que no aportamos nada, y abordamos directamente el tema comercial, huirá de nuestro blog, y también de nuestro negocio.

La Revolución del SMO

Merodeando por la web a veces encuentras cosas muy interesantes y yo he encontrado una que me ha motivado a empezar este proyecto hoy y no mañana.

SMOing tenía ganas de nacer. LLevaba mucho tiempo en mi cabeza pero me faltaba el impulso necesario para tirarme a la piscina. Pero acabo de lanzarme de cabeza y espero que no esté vacia.

Lo primero que me ha lanzado para que sea hoy y no mañana, o pasado, ha sido que una pyme de mi ciudad que sueña con dar vida al SMO se ha hecho mi seguidora en Twitter. Me ha parecido curioso. Es lo que yo promuevo, que cualquier empresa u organismo utilice todos los medios que ofrece Internet para participar y por tanto para crecer. Por lo que que esta empresa me siga, y no yo a ella, me ha dado ánimos para empezar, para animar a otras que sigan su ejemplo.

Las pequeñas empresas aluden a la falta de tiempo para Internet, que estar en redes sociales, escribir blogs o hacer videos lleva tiempo y no es rentable. Pero todos sabemos que la rentabilidad es posible gracias a diversos caminos, unos que se acaban antes que otros, y la comunicación 2.0 es un camino largo para la rentabilidad pero muy seguro.

La comunicación 2.0 se basa en la participación, en la aportación a la sociedad y en la escucha. Eso es dificil de dar a entender a determinados empresarios pero hay razones más que suficientes para intentarlo.

Y esta ha sido la segunda razón que me ha llevado a lanzar hoy SMOing blog. He encontrado un viedo que da, con datos, motivaciones suficientes para confiar en el Marketing online y en las redes sociales. Está en inglés pero merece la pena.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=sIFYPQjYhv8]

1789